Se acerca el invierno: Ha llegado el momento de preparar su flota

25th noviembre 2019

Ante la inminente llegada del frío, es recomendable que prepare su flota para el próximo descenso de las temperaturas con una revisión para el invierno.

“La unidad no funciona”, explicó un cliente estresado por teléfono a un concesionario. “Hemos ajustado el equipo frigorífico a +8°C y tenemos dificultades para hacer que la temperatura supere los 0°C”.

El concesionario de Thermo King, ubicado en Rusia, se puso a investigar rápidamente qué estaba ocurriendo y preguntó al cliente: “¿Dónde está?” La respuesta fue: “En Surgut” (una ciudad situada entre Siberia y los Urales). Cuando el concesionario escuchó que la temperatura ambiente era de -48°C, supo de inmediato la causa del problema.

Tal y como le explicó al cliente, el refrigerante del interior del equipo frigorífico se evapora a -43°C, por lo que hacía demasiado frío incluso para que esto ocurriera. De hecho, ya era un milagro el simple hecho que la unidad estuviese funcionando e intentando calentar el remolque. Resultaba evidente que iba a ser necesario un taller con una temperatura cálida…

Prepárese para lo peor

Sin duda, una temperatura de -48°C incrementa el frío de la cadena de frío, aunque es obvio que no todos los transportistas trabajan con unas condiciones meteorológicas tan extremas. Dicho esto, ante la inminente llegada del invierno, es recomendable que todos nuestros clientes se preparen para el próximo descenso de las temperaturas.

Para ello, es necesario realizar una revisión para el invierno. Este servicio, que ofrecen todos los concesionarios de Thermo King, se centra en la comprobación del estado de los siguientes componentes:

  • El sistema y los tubos de combustible, para garantizar que no haya agua, polvo ni partículas en el interior del sistema.
  • La unidad, el sistema de transmisión y la correa, para examinar el nivel de desgaste.
  • El sistema de refrigeración, para garantizar que la carga es correcta y comprobar si existen fugas o pérdidas de refrigerante.
  • La batería, para garantizar que cuenta con la capacidad necesaria para accionar el sistema a bajas temperaturas.
  • El líquido refrigerante del motor, para sustituir el “líquido refrigerante de verano” con una variedad específica para el invierno si se espera que el vehículo vaya a funcionar en condiciones extremas.
  • El aceite del motor, para determinar si la viscosidad es adecuada para superar las bajas temperaturas.

La importancia del combustible

El combustible que utiliza un equipo frigorífico es una consideración clave para el funcionamiento durante el invierno. De hecho, es seguramente el factor clave: El 90% de las actividades de los concesionarios orientadas a prevenir la congelación se encuentran relacionadas con la calidad del combustible que se utiliza.

Los motivos son los siguientes:

  • El combustible de invierno (o ártico), que se utiliza habitualmente en países como Suecia, Noruega y Rusia, es un combustible diésel especial que se utiliza a temperaturas ambiente muy bajas.
  • Los combustibles de verano son combustibles diésel con una gran viscosidad y un elevado porcentaje de parafinas que tienden a congelarse a temperaturas bajo cero.

Equilibrar los requisitos de combustible es, obviamente, todo un reto. Tomemos como ejemplo una empresa de logística que transporta manzanas desde el sur de Italia a Noruega. El vehículo sale de un clima cálido, por lo que utiliza combustible de verano, pero al llegar a su destino la temperatura podría haber descendido hasta -30°C, lo que puede provocar una avería del sistema de refrigeración.

Problemas provocados por la congelación

¿Qué ocurre exactamente en el interior de un equipo frigorífico cuando llegan las bajas temperaturas? ¿Qué hace que la unidad deje de funcionar? La respuesta a estas preguntas es simple: el combustible se congela, lo que significa que no puede llegar al motor. Por tanto, la unidad se detiene, haciendo que la temperatura de su interior descienda con gran rapidez.

Tampoco existe una solución sencilla para el problema. En su lugar, deberá:

  • Ponerse en contacto con su concesionario de Thermo King más cercano para solicitar asistencia inmediata.
  • Recibir instrucciones para llegar a un centro de servicio con una temperatura cálida y esperar a que el combustible de verano vuelva a estar en estado líquido.
  • Vaciar el depósito y volver a llenarlo con combustible de invierno.
  • Sustituir el filtro de combustible existente.

Todo ello se traduce en un prolongado tiempo de inactividad, la pérdida de la carga sensible a la temperatura que se esté transportando y costes adicionales relacionados con el centro de servicio y las horas invertidas por un técnico especializado.

Las ventajas de la revisión para el invierno

Por tanto, una revisión para el invierno puede aportarle ventajas inmediatas, entre las que se incluyen las siguientes:

  • Acceso a combustibles de invierno que pueden ser difíciles de obtener en lugares cálidos.
  • La tranquilidad de saber que su flota está preparada para soportar los rigores del invierno.
  • Opciones de actualización, incluidos calentadores para ambos filtros de combustibles y tubos de combustible, junto con innovaciones como los paneles solares ThermoLite™ que mantienen las baterías totalmente cargadas.

Reserve su revisión para el invierno

Las revisiones para el invierno pueden realizarse en el interior del taller del concesionario o como un servicio móvil, en el que es el concesionario quien se desplaza a sus instalaciones. Para encontrar su concesionario más cercano, haga clic aquí y reserve su revisión antes de que lleguen las heladas.

Posted in

Mantenimiento

Loading...