Update 

La cadena de frío sostenible: 6 ideas para reducir las emisiones

4th mayo 2018

Los puntos de venta y las empresas de transporte no quieren ser responsables del fin del mundo. Ni de que los mares hiervan, los casquetes polares se derritan y las ciudades estén envueltas en contaminación. Igualmente, y hablando con más realismo, usted no desea incumplir las normativas medioambientales, incluida la futura legislación de la UE sobre las emisiones de CO2.

De hecho, hay muchos motivos para centrarse en las emisiones, especialmente a la luz de su brusco aumento desde 1990 (más del 29% solo en Europa) y del gran crecimiento de las entregas a domicilio de paquetes individuales.

A esto puede añadirse un crecimiento de las expectativas: los propios clientes hacen más preguntas a los puntos de venta, quienes, a su vez, centran la atención en sus cadenas de suministro y en el transporte en concreto. Las preguntas son muy variadas e incluyen el uso de refrigerantes y sus fugas, que representan importantes contribuciones a las emisiones de gases de efecto invernadero.

De un problema a una solución

Sin embargo, saber que hay que actuar es una cosa, y saber cómo hacerlo es otra. Para aclararle las ideas, le presentamos 6 ideas que contribuirán a que su huella de carbono deje de ser una preocupación y se convierta en una ventaja competitiva:

Idea 1: Asegúrese de que los conductores hacen un uso eficiente del combustible

Con el tiempo, el estilo de conducción puede influir sobremanera en el gasto de combustible. Si se analiza el comportamiento de los conductores y se identifican los estilos que cuestan más combustible a la empresa, puede adoptar medidas correctivas.

Si esto se acompaña de un sistema de gestión de la flota, como la solución TracKing™ de Thermo King, tendrá todos los datos necesarios para saber qué conductores necesitan orientación para mejorar su estilo.

Como resultado, podrá:

  • Optimizar el consumo de combustible por trayecto, vehículo y conductor.
  • Minimizar el impacto medioambiental con una mejor gestión del combustible.

Idea 2: Planifique su operación para minimizar las roturas de la cadena de frío

Se trata de una ecuación sencilla: cuanto más tiene que trabajar una unidad de refrigeración, más combustible debe utilizar. Si es necesario reducir constantemente la temperatura de una carga porque las puertas se abren continuamente, la refrigeración previa en el centro de distribución es mala, las prácticas de carga no son efectivas, etc., seguro que aumentan tanto los costes del combustible como las emisiones.

El seguimiento de las prácticas recomendadas para la gestión de las roturas de la cadena de frío (vea nuestro artículo sobre este tema) puede ayudarle a reducir ambos aspectos.

Idea 3: Piense en el medio ambiente al realizar compras en el futuro

Como empresa, dispone de muchas opciones distintas en lo que a las unidades de refrigeración se refiere. La mayoría funcionan con diésel, pero es importante tener en cuenta que algunas consumen mucho más que otras.

El rendimiento del combustible importa (de hecho, el combustible normalmente representa más de la mitad del coste total de propiedad), y aquí es donde la gama SLXi marca la diferencia.

Idea 4: Piense en la posibilidad de “pasarse a lo eléctrico”

Piense en los beneficios: la ausencia de combustión se traduce en que de los tubos de escape no salen emisiones de diésel. En su lugar, las unidades totalmente eléctricas, como las de nuestra gama Frigoblock, proporcionan:

  • Hasta un 75% menos de emisiones de CO2.
  • Un 75% menos de consumo energético.
  • Un 50% menos de efecto invernadero, gracias al empleo de un refrigerante de tipo R410A.

¿Aún no le hemos convencido? En ese caso, para usted lo más adecuado sea el enfoque híbrido, y las unidades SLXi Hybrid, que combinan los beneficios del diésel y la energía eléctrica.

Mire el vídeo de prácticas recomendadas del Professor Kool sobre la importancia de mantener una buena circulación del aire.

Idea 5: Busque un refrigerante menos dañino

Alejarse de los refrigerantes con mayor PCA (potencial de calentamiento atmosférico) –y de las opciones con gases HFC, como el R404A, e inclinarse por el R-452A, que no es dañino para el ozono– es otra gran decisión.

Esto también es una forma segura de proteger sus operaciones en el futuro, gracias a un cumplimiento anticipado de las normativas sobre gases fluorados de 2020.

El R-452A se incluye de serie en todos los equipos frigoríficos de Thermo King para furgonetas, camiones y remolques, e incluso puede instalarse a posteriori en equipos más antiguos.

Idea 6: Pruebe algo completamente diferente

Algo nada convencional. Algo como CryoTech: la tecnología que le permite reducir su huella de carbono en la refrigeración para el transporte en un 90%. Gracias al uso de R744 reciclado como fuente de alimentación, los sistemas CryoTech funcionan sin emisiones de carbono adicionales. Y gracias a los refrigerantes sin HFC, tampoco tienen ningún impacto sobre el calentamiento global.

El resultado es una solución ultrasilenciosa y con emisiones nulas para su negocio.

Aumente su reputación medioambiental

Puede obtener más información sobre los productos con emisiones reducidas de Thermo King, incluidos TracKing, la gama SLXi y CryoTech, si visita nuestra página de soluciones sostenibles.